Guillermo Lasso rechaza que se pretenda descalificar a Andrés Aráuz

El candidato presidencial Guillermo Lasso, entregó una carta a Diana Atamaint, presidenta del CNE, la misma que detallamos a continuación textualmente:

«Señora Ingeniera

Diana Atamaint

Presidenta del CNE

De mis consideración :

Empiezo por reafirmar que, como lo he demostrado públicamente, soy el primer interesado en que queden claras la transparencia del proceso electoral y mi votación en la primera vuelta.

Para tal fin, yo, como ciudadano, propuse sin ninguna obligación legal, por ética, que se abran todas las urnas de la provincia del Guayas, donde el candidato Yaku Pérez supone, sin razón, que ha existido un fraude en su contra. Aquello es posible hacerlo mediante un acuerdo con ese candidato, y además con el consentimiento de los otros candidatos a la presidencia, que han participado en la primera vuelta electoral, bajo la supervisión de la comunidad, la prensa, los observadores internacionales y el propio CNE.

Salvo avalar la ejecución de lo que se prevea en el acuerdo supralegal entre los candidatos, el CNE como institución sometida al derecho público, solamente puede resolver lo que está previsto en la Ley y nada mas. Por lo que, para los demás casos, la apertura de urnas (una o miles) requerirá inevitablemente la presentación por parte del reclamante, de las actas correspondientes, con la identificación de la inconsistencia que motiva el reclamo (Art. 136 Código de la Democracia). Si el CNE procede de otra manera, no solo sería injusto, sino ilegal y hasta delictivo; porque se presumiria la comisión de uno o varios delitos y además acarrearia la nulidad del proceso electoral,

En síntesis, que el CNE, en lo que se refiere a sus atribuciones exclusivas, proceda a cumplir con la Ley y abra todas las urnas respecto de las cuales el candidato reclamante haya cumplido con la indispensable presentación del acta o actas cuestionadas, en los términos determinados en el artículo 136 antes referido. Y que, por otro lado, los candidatos formalicemos el acuerdo, por consenso, como debe de ser, y no mediante la imposición de condiciones formuladas exclusivamente por uno de ellos.

El acuerdo es para evidenciar la transparencia de la votación del pueblo, descartando un presunto fraude, y no para fraguar uno.

Aprovecho la ocasión para expresar, respecto de la pública acusación contra el candidato Andrés Aráuz (sin entrar a analizar la cuestión de fondo e incluso su correspondiente y oportuna pena, si fuese cierta y luego del debido proceso) que rechazo que se la pretenda utilizar para descalificarlo, pues, de acuerdo con los resultados del propio CNE, ocupa el primer lugar, así como yo el segundo

EI CNE no puede, con una actuación al margen de la Ley, crear un precedente funesto para las próximas elecciones, afectando los resultados electorales y destruyendo la democracia electoral, que es su deber preservar.

En consecuencia, sigo dispuesto a participar en el acuerdo ya citado, proponiendo que este se haga (consensuado con los demás candidatos a la presidencia de la República, pues el tema tiene que ver con la primera vuelta electoral en que participaron) sujeto a los siguientes lineamientos:

1. El CNE debe proclamar los resultados de la primera vuelta electoral, sin perjuicio de las correspondientes impugnaciones que se presentaren conforme a la Ley, asi como de la vigencia y ejecución del acuerdo entre candidatos al que se llegue;

2. Me ratifico en que se abra el 100% de las actas de la provincia del Guayas, y, si hubiere consenso con los demás candidatos, hasta el 50% de las siguientes provincias: Los Ríos, Manabí, El Oro, Esmeraldas, Pichincha y Bolívar, que inicialmente fueron las mencionadas públicamente por el candidato Yaku Pérez, Me parece inoficioso y una pérdida de tiempo, abrir el 50% de las urnas de las otras 9 provincias, que ha escogido unilateralmente el candidato Pérez, ya que en ellas, el me ganó ampliamente y yo acepto ese resultado. Lo que no aceptaría jamás es una posible intención de aumentar en esas provincias ilegalmente el resultado en su favor y en mi perjuicio. Lo dicho, sin perjuicio del derecho del candidato Pérez a impugnar, en cualquier provincia, por separado, las actas que considere, con arreglo a lo previsto en la Ley.

3. Que en ningún momento se interrumpa la cadena de custodia de la urnas, y que a través de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se brinde a los observadores, prensa y personas participantes en el proceso de revisión de los votos pertinentes, la protección suficiente y permanente para que puedan cumplir con su deber sin amenazas, presiones o actos de fuerza de ningún tipo.

4. Que el proceso de revisión se desarrolle con absoluta transparencia y publicidad, con la intervención de los observadores internacionales en cantidad suficiente y permanente, de la prensa nacional e internacional, y la participación del CNE, con apego a la Ley y al acuerdo; y,

5. Que el CNE demuestre que posee la cantidad suficiente de personas, así como los recursos económicos necesarios para afrontar eficiente y rápidamente este objetivo.

Queda claro mi respeto a la Ley, a la ética, a la transparencia y a la voluntad del pueblo ecuatoriano expresada en las urnas. Pero que quede claro también, que impugnaré y/o apelaré, según corresponda en derecho, cualquier acto o resolución del CNE que viole la Ley expresa o que pretenda imponer procedimientos que no consten en un acuerdo consensuado formalmente entre los candidatos a la Presidencia de la República, que participamos en la primera vuelta electoral.

Guillermo Lasso Mendoza

Candidato a la Presidencia de la República»

Be the first to comment